martes, 21 de agosto de 2007

Episodio XI

Título: La Verdad auténtica detrás de las Verdades

Tamaño: 4'9

Dedicado a: Mari Carmen Ortiz

Episodio XI

F

ósil y Andrés continuaban frente a frente. Andrés ejercía presión sobre su herida con su mano derecha, la cual estaba completamente roja y de las extremidades de los dedos todavía caían gotas de sangre.

“Tengo que acabar esto rápido, o seré yo quien esté acabado – pensó Andrés – He perdido demasiada sangre, apenas puedo ver con claridad. Este combate terminará en el próximo ataque”.

“Ya basta de juegos estúpidos – pensó Fósil – le mataré con mi próximo ataque”.

“¡Vamos! ¿A qué esperas, te vas a quedar ahí parada o vas a atacar?”.

“Parece que tienes prisa por morir, si es eso lo que quieres no seré yo quien te prive de tu deseo ¡¡¡muere!!!”.

Fósil se lanzó contra Andrés, desenvainó su espada y la colocó apuntando hacia el frente, con la vista fija en la garganta de Andrés.

“Solo tengo una oportunidad, si fallo me matará y todo habrá sido en vano”.

Fósil se acercaba cada vez más y más.

“¿Por qué no se mueve? ¿Habrá tirado la toalla? Es igual, así será más sencillo y rápido”.

Andrés se mantenía quieto y cabizbajo, cubriendo su herida.

“Ya está bastante cerca” pensó Andrés y en ese momento levanto la cabeza.

“Saluda al demonio de mi parte, ¡¡muere!!”.

Taiyo ken” dijo Andrés cuando Fósil estaba a punto de clavarle la espada en el cuello.

El Taiyo ken cegó totalmente a Fósil y le obligó a detener su ataque, momento que Andrés, haciendo uso de sus últimas fuerzas agarró a Fósil y la lanzó al cielo, inmediatamente saltó y la sujetó fuertemente abrazándola por detrás con los brazos por el pecho y con las piernas con las rodillas.

“¿Qué haces?” dijo Fósil sin haber recuperado del todo la visión.

“Voy a matarte pero antes te preguntaré una cosa, ¿sabes por qué abandoné la organización?”.

“¿A quién le importa una cosa así?”.

“Je, pues lo cierto es que mis ataques eran tan destructivos que matar tanta gente que no me había hecho nada me afectó psicológicamente”.

“¿Y se puede saber qué técnica es esa? – dijo Fósil mientras trataba de liberarse de la atadura a la que estaba siendo sometida – siempre te enviaban solo a las misiones por lo que desconozco tus técnicas de combate”.

“Te lo explicaré para que hasta alguien como tú pueda entenderlo. La mayoría del cuerpo humano está hecho de agua pero también tiene algunas partículas de metal. Si usas sus propiedades y algo de materia orgánica puedes crear fácilmente un explosivo”.

“Pero si haces eso con mi cuerpo la explosión también te afectará a ti”.

“Cht, no pretendo hacerlo solo con tu cuerpo, el mío también explotará”.

“Maldito, pretendes expiar tus pecados con tu propia muerte, no te dejaré”.

Mientras forcejeaba para intentar liberarse le propinó un cabezazo con la nuca en la nariz ene un intento de soltarse pero fue en vano ya que Andrés al recibir el golpe aumentó la fuerza con la que sujetaba a Fósil.

“No te esfuerces, no te soltaré”.

“¿Ah, no? Eso lo veremos” dijo Fósil y utilizando el forcejeo le clavó el codo en la herida.

Andrés gritó de dolor y se retorció, sus fuerzas menguaron por un instante que Fósil aprovechó para intentar liberarse pero al hacerlo retiró su codo demasiado pronto de la herida y Andrés pudo volver a tenerla bien sujeta.

“Tú te mereces morir aquí... conmigo”.

Sus cuerpos comenzaron a iluminarse. A la misma vez que el cuerpo de Andrés se iluminaba iba envejeciendo poco a poco y en un par de minutos estaba prácticamente irreconocible.

“Así que ése es tu verdadero aspecto, la verdad es que la técnica que utilizabas daba buen resultado, si tienes este aspecto significa que estás invirtiendo toda tu energía en el ataque. Mierda, parece que éste es el fin”.

“Gracias, pero los cumplidos no podrán salvarte la vida”.

Una vez se iluminaron por completo, solo eran capaces de diferenciarse por la silueta.

“Adiós...Jonyo” pensó Andrés

“¡¡Noooooo, detente!!!”.


“¡¡Final Flash1!!”.

Ambos explotaron con tal fuerza que asemejaba una bomba nuclear.

Cuando Arturo terminó su explicación, todos se quedaron paralizados por la noticia, excepto Peter, que lograba mantener la calma.

“Si alguno dudáis de mi relato, los soldados que nos salieron al paso a la entrada del castillo son una prueba más que suficiente”.

“Entonces tú... - murmuró Fidel a la vez que desenvainaba su espada – sabías que íbamos a ser atacados, si nos lo hubieras dicho hubiéramos podido evitar la muerte de Isabel, esto lo vas a pagar”.

Fidel se lanzó contra Peter con una estocada al cuello. Peter retrocedió hasta chocarse con la pared de la habitación.

“Reik, no he podido aguantar suficiente tiempo, perdóname” pensó Peter.

“Espera Fidel, no lo mates” ordenó Arturo.

Fidel consiguió contenerse y clavó su espada en la pared, a pocos centímetros de la garganta de Peter.

“Ahora vas a contarnos lo que queramos saber, por las buenas o por las malas” dijo Arturo y desenvainó levemente su espada en señal de amenaza.

“Deberíais tranquilizaros, ese comportamiento es del todo inadecuado. La información que poseéis está incompleta”.

“Así que incompleta, ¿no? – dijo Arturo mientras se acercaba a Peter - ¿y qué falta, la parte del planeta que te van a dar si conquistan el mundo?”.

“Sinceramente, no creo que tengan esa intención”.

“Pues para eso estamos aquí – dijo Fidel al extraer su espada de la pared – vas a contarnos todo lo que sepas para que podamos patearles el culo a esos canallas y si te niegas – acercó la espada a su cuello – te despedazaremos en trozos cada vez más pequeños”.

“Escuchadme, estáis en un error, yo no soy de la organización”.

“¿Ah, no? ¿Entonces de dónde han salido esos soldados de polvo de ahí fuera?”.

“Bueno, es cierto que esos soldados me los cedió el Capitán Lardo pero yo no estoy con ellos, en realidad estaba infiltrado como espía, trabajo con dos caballeros, uno de ellos viene hacia aquí en estos instantes porque predecíamos que tendríais esta reacción”.

“Ja, ¿y quién se va a creer eso? – dijo Arturo y cogió a Peter por el cuello de la camisa, lo elevó levemente y lo estrelló contra la pared – Seguro que es un guerrero de la organización que viene a ayudarte, será mejor que acabemos contigo – alzó su espada y se dispuso a clavársela – muere, traidor”.

De repente, la tierra empezó a temblar.

“¿Qué ocurre?” pensaron todos.

“Aquí, Arturo, por la ventana” dijo Verónica.

Fidel y Arturo soltaron a Peter y se dirigieron a la ventana junto con Jonyo. Todos estaban perplejos ante aquella visión. La explosión que habían generado Andrés y Fósil había sido tan grande que podía verse, aunque a los lejos, desde Petoria.

“¿Qué es esa explosión?” preguntó Jonyo.

“Seguramente... – respondió Peter – viniendo de esa dirección, sea del Monte Paoz. Han debido enviar a alguien para matar a Andrés y teniendo en cuenta el poder y el tamaño de esa explosión, lo más probable es que no haya sobrevivido ninguno de los dos. Así que ya solo tenemos que preocuparnos de cuatro guerreros oscuros”.

“Andrés ha muerto y tú te preocupas por cuantos enemigos hay aún por derrotar – contestó Jonyo enfadado – ahora soy yo quien tiene ganas de matarte”.

Al cabo de unos minutos la explosión se calmó y se disipó por completo.

“El Monte Paoz ha desaparecido – dijo Verónica – no ha quedado ni una sola piedra”.

“Tanto su enemigo como el ataque que ha generado la explosión han debido ser muy fuertes si han traído este resultado” murmuró Fidel.

Sin poder haberse recuperado del shock causado por la explosión del Monte Paoz y la muerte de Andrés, el techo de la sala donde se encontraban, situada en lo más alto del castillo, se les cayó encima.

“¡¡Cuidado!!” gritó Arturo a todos sus compañeros.

Todos esquivaron fácilmente los escombros que iban cayendo, excepto Peter, que no se movió y parecieron impactarle.

“Morir aplastado por tu propio castillo, una muerte ideal para ti – dijo Fidel – espero que con tu muerte, las almas de Andrés e Isabel puedan descansar tranquilas”.

Cuando el techo se derrumbó del todo, la sala se lleno de polvo y una extraña figura apareció en el centro de la sala, al disiparse pudieron distinguir a un hombre que rozaba los 40 años, el pelo a media melena y negro, al igual que sus ojos, tripa cervecera, barba de tres días y una pronunciación de del fonema /s/ un tanto exagerada.

No demasiado lejos de allí, un joven avanzaba rápidamente hacia el castillo.

“Aguanta un poco más Peter, ya estoy llegando”.

Al disiparse el polvo también pudieron percibir que Peter Griffin había salido misteriosamente ileso del derrumbamiento.

Mesa también llegó al castillo, pero se ocultó entre los escombros sin ser descubierto y se dedicó a observar la situación.

“Saludos, me llamo Jackie Snape pero, durante el pequeño periodo que os queda de vida, podéis llamarme Snape”.

“Ya sabía yo que quien venía hacia aquí era un guerrero oscuro y no un aliado como decía Peter” dijo Fidel.

“A qué has venido Snape?” preguntó Peter.

“A matarte junto a los caballeros, deja de fingir, lo sabemos todo sobre ti, ¿en serio creías que podías engañarnos? Que iluso. Solo permitíamos que lo creyeras para que nos dieses información, pero has dejado de ser de utilidad”.

“Malditos, he estado engañado todo este tiempo”.

“¿Engañado? Entonces... – pensó Arturo y se giró hacia Peter – lo que nos dijo era verdad”.

“Tendrás que perdonarnos Peter, te hemos juzgado mal – se disculpó Arturo – pero comprende que era una historia difícil de creer”.

“No te preocupes, yo lamento no haber podido evitar la muerte de vuestros compañeros”.

“Les vengaremos – respondió Arturo y después se dirigió a los demás – Bueno caballeros, tenemos algo que hacer – dijo mirando a Snape – acabar con ese payaso, y cuando lo hagamos, con sus tres compañeros que aún están con vida y por último, con su jefe y su artefacto de destrucción total”.

“Inténtalo si quieres”.


Final Flash = Destello Final

3 comentarios:

__--__MiG__--__ dijo...

Kiero más!!! pero yo trabajo solo... xDDD, enserio, mu wapo el capitulo sigue asi

_Dani_Rhoads_ dijo...

Como siempre, sobervio. Espero la continuacion con ansias xD

Iván_28_10_93 dijo...

Q mu bien el capitulo -"moriremos aqui"- de donde lo habras sacado jejejeje u final flash no sde muere el q lo hace tendrias q haber puesto explosion final no dsestello final pero q el capitulo te ha quedado mu chulo bye-bye