miércoles, 22 de agosto de 2007

Episodio XXVII

Título: N/A

Tamaño: 4'6

Dedicado a: Héctor Cobo

Episodio XXVII

T

ras haber ayudado a Kevin, Arturo regresó al otro lado del ring, donde Reik, Jonyo y Fidel esperaban impacientes su oportunidad para combatir.

“Has tardado demasiado” dijo Jonyo.

“Tuve un par de complicaciones, jeje”.

“Venga, quedamos tres personas y dos combates y ya estoy empezando a ponerme nervioso de la mala suerte que tengo” dijo Fidel.

“Deja de quejarte y juguémonos el turno de una vez” dijo Reik.

Los tres se colocaron en círculo y echaron las manos a la espalda.

“¡Piedra, papel o tijera!” exclamaron los tres a la vez.

El resultado dejó en silencio al trío de aspirantes por unos instantes hasta que uno de ellos rompió el silencio.

“Gané, me apiado del pobre al que le toque enfrentarse a mí” dijo Reik.

Fidel y Jonyo se sentaron en el suelo deprimidos.

“Ya puedo ganar luego, de lo contrario, me quedaré en el banquillo” pensaron los dos a la vez.

“Empezad a calentar vosotros dos, no tardaré en hacer que mi contrincante muerda el polvo” dijo Reik subiendo las escaleras.

En el centro del ring le esperaba Norris vistiendo una fina chaqueta verde sin abrochar que le llegaba hasta los pies.

“¿No tienes calor con eso?” preguntó Reik.

“No la llevo por tener frío, pero luchando contra ti, quizá también me sirva en ese sentido”.

“Je, eso es lo que se llama un ingenioso comentario” dijo Reik sacando un cigarro.

“Los participantes están listos, que empiece el combate” se escuchó por megafonía.

“Menudo presumido – pensó Norris al ponerse en posición – han anunciado el comienzo del combate, pero él ni se ha movido, ni se ha colocado, continua en la misma posición, con la mirada perdida y fumando. Se está burlando de mí. ¡Ahora verá!”.

Norris avanzó rápidamente contra Reik con el fin de darle un puñetazo en la cara, éste no hizo nada por evitarlo y el puño le impactó brutalmente. Norris se quedó unos segundos parado viendo su puño incrustado en la mejilla de su oponente, el cual mantenía la mirada perdida y aprovechaba el tiempo de duda de su adversario para sacudir la ceniza del cigarro.

“¡Deja de ignorarme!” exclamó Norris.

Continuó su ofensiva con una oleada de todo tipo de golpes en cualquier parte del cuerpo. Propinaba puñetazos en la cara, el pecho, los brazos y la espalda y patadas en los costados, los muslos, las piernas y la nuca, pero Reik continuaba quieto.

Al cabo de un rato se detuvo para recuperar el aliento, su adversario continuaba igual y los golpes no parecían afectarle, en vez de eso, acercó el cigarro a la boca y le dio una calada.

“Creo que ya me toca atacar a mí” dijo Reik y echó el humo en el rostro de su adversario.

“Cof, cof, será engreído” pensó Norris.

Reik le golpeó con un puñetazo en la cara que hizo que su oponente cayera al suelo y se arrastrara varios metros dando vueltas para al final quedar boca abajo. Unos segundos después se levantó, tenía un hilo de sangre saliendo de su boca que se limpió con la manga y sonrió.

“Acabemos el calentamiento”.

Kevin observaba el combate cuando un soldado de la Guardia Petoriana apareció corriendo.

“¡Señor, traigo noticias urgentes!” exclamó el soldado.

“Habla, te escucho”.

“Verá, cuando encontramos el cuerpo muerto de la joven procedimos como era habitual, llevamos al cadáver al departamento anatómico forense, pero estaban ocupados en ese momento y depositaron el cadáver en un cámara para examinarlo después pero se llevaron una sorpresa cuando fueron a hacerlo, ya que el cuerpo había desparecido”.

“¿Cómo que desaparecido?”.

“Lamentablemente sí. No ha podido tratarse de un robo porque los forenses estuvieron allí todo el rato, ha sido una desaparición”.

“Un cadáver desaparecido, lo que nos faltaba. Ahora no podemos hacer nada, lo investigaremos más tarde; gracias por informar, quédese aquí y después iré personalmente a evaluar la situación”.

“A la órden”.

Norris había dejado ya de jadear y regresó a su posición de combate.

“Continuemos” dijo él.

Norris se llevó una mano al interior de la chaqueta y extrajo un bate de béisbol. Se lanzó contra Reik y se lo estrelló en la cabeza. El bate se partió en dos al chocar contra su objetivo ante la estupefacta mirada de todos.

“¿No ha funcionado?” pensó Norris al ver lo que quedaba del bate en sus manos.

“¿Eso es todo lo que sabes hacer? Pues entonces contigo no tengo ni para empezar”.

“Espera, aún no he terminado”.

Tiró el bate y volvió a llevarse la mano al interior de la chaqueta, esta vez sacando una llave inglesa. Intentó un nuevo golpe en la cabeza que Reik bloqueó con un solo dedo y que al impactar hizo que la llave se agrietase levemente. Ante tal situación Norris se retiró unos pasos.

“¿Acaso eres tú más fuerte que el resto de caballeros?” preguntó Norris.

“Je, no digas tonterías, todos tenemos aproximadamente la misma fuerza independientemente del elemento que dominemos. Lo único que ha pasado es que los demás se han rebajado a vuestro nivel para hacer el combate más interesante y en el caso de Gabriel, se ha rendido porque prefería que participáramos los demás antes de ganar en esas condiciones. Sin embargo, yo soy distinto, no encuentro el sentido de combatir por debajo de mis posibilidades, sería perder el tiempo, si no estás a la altura es tu problema. Al menos voy a hacer el combate más divertido, ¡atento!”.

La punta de su dedo índice se iluminó de un color azul claro, se agachó y posó el dedo en el suelo. Toda la superficie de combate se cubrió de una fina capa de hielo.

“Ten cuidado de no resbalar”.

Reik avanzó deslizándose por el hielo y propinó a Norris un codazo en el estómago, después, con el codo aún en su estómago, lo dobló y le golpeó con el puño en la nariz provocándole una hemorragia. Norris se llevó la mano a la pierna y extrajo un cuchillo que tenía escondido, saltó y una vez algo alejado de su adversario se lo lanzó. Reik lo esquivó desapareciendo por un instante para al momento aparecer detrás de Norris y asestarle una patada en la espalda, golpe con el que hizo que cayera al suelo.

“Aprende a lanzar. Se hace así”.

Lanzó lo que quedaba del cigarro contra Norris con tal fuerza que se apagó en su cuerpo. El público estaba atónito ante la crueldad de Reik excepto Mesa, que parecía gustarle el espectáculo.

“Por fin uno que se lo toma en serio” pensó Mesa.

Jose apareció con el brazo escayolado en la zona de descanso de su equipo.

“Vaya, ya estás aquí” dijo Eddy.

“Por supuesto, no me iba a perder la final”.

“¿Qué tal tu brazo?” preguntó Kevin.

“Mejor, pero tardará en curarse, ya que el especialista se negó a atenderme alegando que no había recibido golpes en ningún punto vital, de lo contrario, ya estaría completamente curado. No me arrepiento de haber participado pero durante un tiempo tendré que servir las copas con una sola mano”.

“Jajaja, seguro que te recuperas pronto. Ahora sigamos viendo el combate. Norris tiene problemas – dijo Eddy – su oponente no se lo está poniendo nada fácil”.

Norris se levantó del suelo algo furioso dispuesto a poner fin al combate.

“Ahora verás, recibe mi golpe más potente”.

Saltó levemente, puso sus piernas en un ángulo de noventa grados y rotando sobre sí mismo golpeó tres veces el rostro de su adversario con el pie volviéndose a posar en el suelo después. Reik cayó al suelo y se deslizó por el hielo hasta estar muy cerca de caer fuera del ring. Norris permanecía a la espera sin bajar la guardia a la vez que el público esperaba en silencio un posible desenlace del combate. Sin embargo, Reik se levantó sangrando levemente por la boca, se la limpió con asco y después miró a su adversario.

“Has conseguido hacerme enfadar”.

“Ni siquiera mi golpe más potente ha podido con él, estoy acabado” pensó Norris.

Reik avanzó velozmente contra su oponente, que intentó un puñetazo desesperado que fue esquivado con facilidad. Reik atacó con un cabezazo en la cara y acto seguido con todo tipo de golpes que Norris era incapaz de esquivar.

Al cabo de unos minutos Norris tenía todo el cuerpo lleno de moratones y heridas, pero no por ello Reik dejaba de golpearle, continuaba cada vez con golpes más fuertes.

“Va siendo hora de acabar con esto” pensó Reik.

Propinó a su contrincante un fuerte puñetazo en la barbilla que le hizo caer al suelo boca arriba y, antes de que le diera tiempo a levantarse saltó, dio una voltereta en el aire y cayó sobre su adversario calvándole las rodillas en el estómago. Un chorro de sangre salió de la boca de Norris al recibir el golpe acompañado de un grito de dolor que asustó a todos los presentes.

Una vez sobre su oponente, Reik retornó a su ofensiva golpeando a Norris en la cara. Desde el suelo, Norris pudo ver a su lado la punta del tridente de Kevin que Gabriel había cortado hace un rato. Decidido, estiró el brazo, la arrancó del suelo y la alzó contra Reik.

“Espero que esto... ¡¡¡¡esté a tu altura!!!!”.

Empuñó la punta de tridente tan fuerte como pudo, para asegurarse un golpe certero y la clavó en clavícula de su contrincante presionando hasta lo más profundo. La punta atravesó la clavícula partiéndola en dos y llegó a estar cerca de los pulmones. La sangre resultante del suceso bañó a ambos luchadores. Tras este feroz ataque, relajó su cuerpo y se quedó a la espera de un próximo final.

Reik se levantó herido, gritando de dolor y furia, con la punta todavía clavada en su interior y alzó el puño al cielo para acabar con su adversario.

“Has jugado bien, pero éste es tu final, ¡¡¡desaparece!!!”.

Al instante Arturo estaba sujetándole el puño, Kevin le apuntaba al cuello con el tridente y Peter protegía a Norris, el cual seguía tirado en el suelo, con una barrera entre ambos.

“Es suficiente, Reik – dijo Arturo – él ya no puede seguir”.

Reik bajó el brazo aún mirando furioso a su adversario, Kevin bajó el arma y el megáfono se encendió de nuevo.

“Es innecesario que continué el combate, el ganador es Reik”.

“Por fin llegó – pensó Eddy – mi turno”.

12 comentarios:

Ektor Kovoski dijo...

Weeeee buen combate y encima salgo yo, tngo un par de cosas q decir:
1-Reik es muy cruelm frio y despiadado...mola
2-La xaketa de Norris esta to wapa, yo preferiria q saliese cn mi chupa de cuero xo weno, asi tb mola

_Dani_Rhoads_ dijo...

Reik si que mola, aunque no tanto como Mesa

Dani_______MiG dijo...

La perfeccion en pocas palabras jejeje, el mejor de TODOS los episodios



Reik for president

Jon dijo...

En resumidas cuentas le ha metido un palizon demasiado cruel para lo que se supone que son los ideales de un caballero que deberia guardar mas respeto a su oponente pero ha estado bien y eso que parecia tranquilito el reik pero weno haber cuando sale el proximo porque yo me voy a benidorm el 3 de julio has ta el 13 y no podre leer nada pero weno a la vuelta me pondre al dia.
Un saludo a todos.

Dani_______MiG dijo...

Demasiado cruel para los caballeros??? yo creia q sto no era una ONG

Raiden9339 dijo...

Hector tiene razon tendria q haber salido con su chupa,la pelea solo tiene un nombre,Brutal.Es exactamente lo q me esperaba d Reik,q despues de Mesa es el mejor,es la poya,me parto con su chuleria,esq es igualito,jejejejejeje,aunq tendria q haberle matado,y no es tan cruel e,tios pensar q es una pelea y q si te claban algo en el hombro no vas a pensar en ay me a echo pupita,ale me limpio y le doy la mano y como amigos.En resumen a tao genial.Saludos

manolo notejode Yamame S dijo...

a sio la ostia... pro tenias ke aver dejao asi un ultimo golpe final... el golpe de gracia.. enga a por el proximo kuidte ermano

Iván dijo...

Joder el reik es como ice-man.Jo tendria q haberle dado el golpe final

Dani_______MiG dijo...

No compareis a Reik con ice-man por favor... el estilo cuenta...

Iván dijo...

ok lo siento mucho no queria ofender.

Dani_______MiG dijo...

No has ofendido :), pero Reik tiene muchas cosas que ice-man no tiene por ejemplo el estilo de sus palabras, Reik no se corta al decir las cosas, aveces es malo pues decir lo que uno piensa no es bien visto, pero la verdad es que es una virtud ser tan abierto y expresar lo que piensa, yo espero que la gente no solo se fije en las cosas si no en todo lo demas, en que es una persona que dice lo que piensa sin ningun tabu aunque a veces diga cosas que no se deben decir. Esto es lo que se tiene que ver de cada personaje no solo de Reik, pero creo que está más exaltada esta faceta en Reik que en los otros, en pocas ocasiones dice cosas que los demás quieren oir, aunque él tenga esa forma tan "suya" de ver el mundo. Un saludete

Anónimo dijo...

~ llevamos al cadáver al departamento --> EL cadáver...no?? 3-)

~ en unA cámara para examinarlo

~ calvándole las rodillas en el estómago.

~ “Es innecesario que continué el combate