miércoles, 22 de agosto de 2007

Episodio XXIV

Fecha Original de Publicación: 25 de Mayo de 2006


Hola!!! Hoy, coincidiendo involuntariamente con el día del Orgullo Friki, hace un año que se publicó (ya que el día que se creó no lo recuerdo, era una hoja de examen del tuto, y en la fecha puse infinito - infinito - infinito porque en esa época creía que el tiempo era eterno, y ahora que es circular) el prólogo de Los Caballeros y para celebrarlo aquí está el Especial Primer Aniversario. Quiero hacer un llamamiento a todas aquellas personas que me pedían los capítulos más largos, pues os vais a hartar a leer, ahora veréis el tamaño en la ficha xD. Decir que como varias personas han comenzado a leer recientemente he podido agrandar el número de personajes (cuando no haya lectores a la mierda, esto es como la Shonen Jump) y con ello también el argumento. De esta forma, cada vez son más los que son parte de esta gran historia que cuando acabe servirá para que todos nos recordemos unos a otros y recordar que nos unirá para siempre. Espero que el año que viene pueda decir lo mismo o mejor. Bueno, me dejo de gilipolleces. Aquí está el episodio, ¡¡¡a disfrutarlo!!!

Título: N/A

Tamaño: 10'5

Dedicado a: Daniel López y Daniel Alonso, por haber sido los únicos que han leído durante todo este largo año ^^

Episodio XXIV

A

la mañana siguiente, los caballeros llegaron a la plaza guiados por Eddy y Norris. Estaba rebosante de gente, tanta, que según iban caminando la gente tenía que juntarse para ir creando un pasillo que finalmente les condujo a uno de los laterales del área de combate.

El ring ocupaba buena parte de la plaza, una de las razones por las que la gente estaba tan apretada. Se trataba de un cuadrado de piedra a un metro de altitud dividido en multitud de baldosas del mismo tipo. Para subir hacia falta un buen salto, por ello, había unos pequeños escalones a cada lado para así facilitar de entrada de los combatientes. Alrededor del tatami, al nivel del suelo, había una zona de unos metros de anchura libre, con césped, para los luchadores que esperaban su combate pudieran relajarse o calentar y también para que si un participante en el transcurso del combate era precipitado fuera del ring, no impactara sobre el público y también para que el golpe no fuera contra suelo duro y así evitar daños mayores. Señalizando esta zona estaba un muro de un metro y medio altura y a partir de ahí se encontraba el público.

“Cuanta gente” dijo Gabriel mirando hacia todos lados.

“Demasiada para mi gusto” dijo Reik.

“No venía a verme tanta gente desde que Mesa mató a Luigi y al Silenciador de Halitosis en el castillo” dijo Fidel.

“Juajaja – rió Eddy – no creo que sea para tanto”.

“Eso me gustaría a mí” respondió Fidel.

“Bueno, aquí nos separamos – dijo Norris al llegar a una de las escaleras laterales – nosotros nos vamos al otro lado, donde se encuentran nuestros compañeros. Podéis ocupar toda esta zona para prepararos y decidir vuestro orden de actuación – dijo señalando la zona con césped – Únicamente subid al ring cuando den la señal.”

“Una última cosa – dijo Eddy – lamentablemente no hemos podido encontrar un quinto miembro para nuestro equipo, así que sintiéndolo mucho, uno de vosotros tendrá que quedarse de comodín por si otro pierde”.

“Menudo problema – dijo Jonyo preocupado – parece que uno de nosotros va a quedarse sin luchar”.

“Uno no, dos – dijo Peter con decisión – porque pienso salir en primer lugar”.

“¡¿Qué?!” exclamaron todos.

“Lo que habéis oído, echad a suertes vuestros combates, pero por favor os pido que me dejéis salir en primer lugar, quiero combatir, hasta ahora siempre he estado observando y pensando, pero también sé luchar y, aunque no sea tan fuerte como vosotros, como ya os dije en otra ocasión, que no sea un caballero no significa que sea un inútil, así que ruego que me permitáis luchar el primero”.

“Como quieras” dijo Arturo convencido.

“Eso es fantástico, Sr Griffin, lo anunciaremos enseguida – dijo Norris – El público estará encantado con la noticia, es una pena que nosotros ya tengamos decidido el orden de nuestros combates, me hubiera encantado luchar contra usted”.

“Nos veremos en el combate, hasta luego” dijo Eddy y ambos marcharon al otro lado del ring a través del césped.

“Para que no haya disputas – dijo Fidel – antes del comienzo de cada combate, los que no hayamos participado todavía nos jugaremos el turno a piedra, papel o tijera”.

“Me parece perfecto” dijo Jonyo

“Estando todos de acuerdo, únicamente nos queda esperar que anuncien el comienzo de tu combate, Peter”.

Lejos de allí, Mesa hacía su aparición en la ciudad.

“Hoy les cogeré, estoy seguro”.

Caminó un par de minutos y se percató de que todos los ciudadanos que había por allí corrían en la misma dirección. Viendo que no podría ser una coincidencia, decidió acercarse a alguien para preguntar.

“Perdone, ¿por qué va todo el mundo en la misma dirección? ¿ Es que ocurre algo en la ciudad?”

“Sí, señor, ocurre, hay Juegos, por primera vez desde hace mucho tiempo se han convocado. Cuatro de nuestros ciudadanos van a enfrentarse a unos caballeros. Va a ser un gran espectáculo. Corra, ya debe estar empezando, es en la plaza, todo recto en esa dirección, yo ya voy para allá, hasta luego” dijo y se fue corriendo.

“Gracias – dijo aunque no le escuchó, puesto que estaba ya muy lejos – con que Juegos, ¿eh? Interesante. Iré a echar una ojeada a ver que tal”.

En la plaza empezaba a correrse la voz de que Peter participaría en primer lugar.

“¿Lo sabéis? El Sr Griffin será el primer participante del equipo de esos caballeros”.

“¿Qué? ¿En serio? ¿Quién te lo ha dicho?”

“La fuente es nuestro propio equipo, lo han oído de boca del propio Peter”.

“Eso es fantástico, iré a decírselo a más gente”.

“Y yo”.

Según se iba extendiendo el rumor, la tensión y las ganas de que comenzaran el espectáculo aumentaban en progresión geométrica. Al poco tiempo, toda la plaza gritaba eufórica que comenzaran los Juegos y vitoreaban el nombre de su presidente.

“Menuda ovación, parece que se ha corrido la voz” dijo Jonyo.

“Espero estar a la altura” dijo Peter.

“No te preocupes, estarás” dijo Gabriel.

“Y si no estás, pues así salimos los demás” dijo Reik.

Sin que nadie lo esperase, se escuchó el chirrido de un megáfono al encenderse a través de los altavoces que había instalados por toda la plaza.

“Atención – dijo una voz femenina por megafonía – Damas y caballeros, sean bienvenidos a las 23ª edición de los Juegos de Petoria, que darán comienzo en breves instantes. Esperamos disfrutar de un magnífico espectáculo y que los participantes de ambos equipos den lo mejor de sí mismos en cada combate. A continuación explicaré las reglas del los combates para aquellos que las desconozcan. Cada combate será uno contra uno, sin límite de tiempo, sólo se puede luchar una vez, se permite cualquier tipo de arma, si uno de los participantes pierde el conocimiento, cae fuera de la pista o admite su derrota, pierde. También si juzgamos que el combate ha terminado, la Guardia Petoriana se encargará de detenerlo para evitar daños innecesarios, pero sólo nosotros, los jueces tomaremos esa decisión. Una última cosa, recordar que esto es un entretenimiento voluntario, por lo tanto, queda terminantemente prohibido matar o utilizar estos combates como un ajuste de cuentas o cualquier motivo personal. El participante que no cumpla este último requisito no sólo será descalificado, sino que además será procesado, juzgado y condenado como criminal. Por favor suban al ring los primeros luchadores. Muchas gracias y que pasen un buen rato”.

“¡Es verdad, nuestras armas! – exclamó Fidel – aún siguen a la entrada de la ciudad”.

“¿Es que las necesitas?” preguntó Jonyo.

“Bueno, sin ellas somos algo más débiles”.

“¿Y qué? – dijo Reik con arrogancia – así los combates tendrán más gracia”.

“Visto de ese modo, vale”.

“Bueno, es la hora” dijo Peter y comenzó a subir las escaleras a la vez que su oponente lo hacía desde el otro lado.

Los gritos de ovación del público hacia Peter eran en ese momento más fuertes que nunca. Cuando estuvo delante de su oponente se vio frente a un hombre alto y con un desarrollo muscular fuera de la media.

“¡Aiba! – exclamó Reik – el del bar”.

“Saludos – dijo él – me llamo Jose y soy poseedor de un bar en la calle Alcohol. Ha sido una suerte ser su adversario, pero quiero que sepa que no dejaré de emplearme a fondo por ser usted, al contrario, sería una ofensa que no mostrase todo mi potencial, que sea un combate justo”.

“Igualmente” contestó Peter.

Sentados cómodamente en el césped, los caballeros animaban a Peter.

“Vamos, Peter, tú puedes” dijo Arturo.

“¡Demuéstrale quien eres!” exclamó Gabriel.

“No te preocupes si pierdes, así combatiremos todos” dijo Reik.

“Menudos ánimos que me das - pensó Peter - para eso ahórratelos”.

Volvió a escucharse el chirrido del megáfono encendiéndose y los gritos de ánimo se calmaron por un momento.

“¡¡¡Que empiece el combate!!!” se escuchó por megafonía y los gritos volvieron a resurgir.

Ambos se pusieron en posición de combate y permanecieron unos segundos quietos, estudiándose.

“Con un cuerpo tan desarrollado, lo más probable es que tenga muy baja velocidad, si aprovecho eso tendré una oportunidad para vencer” pensó Peter.

“El Sr. Griffin no ha recibido el mismo entrenamiento que nosotros, por lo tanto tengo mucha más fuerza que él, pero no debo fiarme, porque es capaz de hacer barreras de energía entre otras cosas, si quiero romperlas, tendré que usar toda mi fuerza desde el primer golpe” pensó Jose.

“¡Vamos!” pensaron ambos.

Jose se lanzó contra Peter con el fin de golpearle.

“Aquí viene – pensó – estudiaré sus movimientos”.

Sin que pudiese hacer nada por evitarlo, en un instante el puño de Jose se encontraba profundamente incrustado en el estómago de Peter. Un “ohhhh” se escuchó por toda la plaza.

“Pues va a ser que no - pensó Peter - ¿cómo puede moverse tan rápido?”.

Peter retrocedió unos pasos por temor a un nuevo ataque.

“¿Es eso todo lo que da de sí nuestro presidente? Estoy decepcionado”.

“Me has pillado por sorpresa, pero no te preocupes, ahora ataco yo”.

Peter se lanzó contra Jose y le atacó con una lluvia de golpes que Jose no se molestó ni en esquivar. Los golpes que recibía no sólo no le provocaban daño alguno, sino que además no le hacían retroceder en ninguna dirección, permanecía quieto mientras continuaba su intento hasta que éste de detuvo.

“¿Has acabado?”.

“Esto...sí” dijo alejándose un poco.

“Entonces sigamos” respondió y se lanzó contra él.

Lanzó un primer puñetazo a la cara de Peter que éste esquivo a duras penas echándose hacia un lado, le siguió una patada en la misma dirección que esquivó echando el tronco hacia atrás. Jose, aprovechando que Peter se encontraba en una postura difícil lanzó un segundo puñetazo, esta vez hacia el estómago y Peter logró esquivarlo dando una voltereta hacia atrás. El puñetazo impactó contra el suelo rompiendo algunas baldosas.

“Je, eso ha sido una mala idea”.

Al terminar la voltereta Peter se encontró con el pie de Jose estampado en su barbilla, golpe con el que fue precipitado unos metros hacia atrás pero volvió a dar una voltereta hacia atrás, esta vez en el aire y así consiguió caer bien. Nada más mirar al frente Jose ya estaba asestándole nuevos golpes que apenas podía evitar cubriéndose, pero iba retrocediendo poco a poco. Jose comenzó a ganar terreno hasta hacer llegar a Peter al límite del ring.

“¡Cuidado, vas a caer!” gritó Arturo.

Cuando Peter estaba arrinconado Jose se alejó unos centímetros para cargar un puñetazo más potente a modo de golpe de gracia y cuando golpeó a Peter lo traspaso sin tocarle y al momento la ilusión desapareció.

“¿Un clon?” pensó y al girarse vio a Peter en el centro del área.

“Menos mal, no se ha caído” dijo Jonyo.

“Tranquilos, no caerá tan fácilmente” dijo Gabriel y continuaron viendo el combate.

“Entiendo – dijo Jose mientras se acercaba caminando – aprovechaste el momento en el que cargué mi último ataque para escapar dejando una copia ilusoria para confundirme. Muy listo, pero no te servirá una segunda vez”,

“Parece que tendré que ponerme algo más serio contigo” dijo Peter.

En el hospital de Petoria, Suso estaba en cama, inconsciente, con respiración artificial asistida, el brazo escayolado y pecho vendado y recibiendo suero por un tubo. Un enfermero y un soldado de la Guardia Petoriana estaban de guardia en la sala donde se encontraba, junto a otros pacientes.

“Menuda suerte tenemos – dijo el enfermero – para un día que hay Juegos tenemos que estar de guardia”.

“No lo digas dos veces – dijo el soldado – yo encima tengo que vigilar a este indeseable. Nos roba y nosotros le salvamos la vida. Curiosa justicia”.

En ese momento Kevin hizo acto de aparición y el soldado realizó un saludo militar.

“¡Buenos días, Señor Kevin!” dijo el soldado.

“Buenos días - contestó - ¿cómo se encuentra Suso?”

“Aún está grave, pero sus constantes vitales son estables – dijo el enfermero – Su vida no corre peligro. El especialista vendrá esta misma mañana. Si vuelve por aquí más tarde ya podrá interrogarle”.

“Perfecto, entonces iré a los Juegos”.

“Suerte, Señor” dijo el soldado haciendo de nuevo el saludo militar.

“Gracias” contestó Kevin y se marchó.

En la plaza, Peter maquinaba una forma de ganar el combate a la vez que los espectadores vitoreaban su nombre por todo lo alto.

“Veamos, si yo fuera un caballero utilizaría mi fuerza y velocidad para barrer a este tipo del área, pero como no lo soy tendré que improvisar algo. He probado una estrategia ofensiva antes y no ha servido más que para hacer el ridículo, así que probaré una estrategia defensiva utilizando una barrera”.

Jose estaba quieto, cerró los ojos unos segundos y después los abrió y miró a su alrededor.

“¿Puedes oírlo, Peter? – dijo él – todos esos gritos, esos ánimos, los silbidos, las ovaciones... Todos van dirigidos a ti, estás ante un público que te quiere y respeta, ese mismo público reclama tu victoria para poder así gritar aún más fuerte. Te diré una cosa, puede que la gente esté de tu parte, pero el combate está en tu contra”.

Extendió el puño hacia delante y lo apretó con tanta fuerza que clavó las uñas en la palma de la mano y hilo de fuerza se deslizó por el brazo hasta llegar el codo, donde cayó al suelo gota a gota.

“Y no perderé, de ninguna manera” dijo con decisión y se lanzó contra él.

“Ahí viene – pensó Peter y después dijo - ¡kekkai!”

Una pequeña barrera apareció entre Jose y Peter.

“¡No te servirá de nada!”

Jose golpeó violentamente la barrera, rompiéndola y propinando un puñetazo a Peter en la cara que lo arrastró varios metros por el suelo. Los cristales de energía que formaban la barrera se esparcieron por los alrededores y al momento se deshicieron.

“¡Ha roto la kekkai!” exclamó Arturo.

“Entonces debe ser fuerte” dijo Fidel.

“No digas tonterías – dijo Reik – ha sido capaz de romperla porque era una barrera muy débil”.

“La resistencia de las barreras de Peter varía según la energía que invierta en ellas – dijo Gabriel – De esta forma puede hacer barreras tan débiles que las pueda romper un ciudadano y barreras tan fuertes que aguanten el Tsunami de Duckman”.

“Si os acordáis, la otra vez que hizo una barrera, a parte de que aguantó aquel descomunal ataque, rodeaba todo el castillo, por lo que acabó completamente agotado, y ahora ha gastado en hacer esa la energía de mover un dedo” dijo Reik.

“Entonces está infravalorando a su oponente” dijo Jonyo.

“Exactamente” aclaró Gabriel.

“¿Qué estás haciendo, Peter? Deja de jugar” pensó Reik.

No muy lejos de allí, en el cielo, el avión de la teniente avanzaba sin demora.

“Ya estoy llegando, por fin se ve la isla. Que cansancio de viaje, la próxima vez vengo corriendo”.

Peter se levantó con esfuerzo después de aquel golpe mientras el público continuaba animándole.

“Mierda, he calculado mal la potencia del golpe y me he llevado una buena. No pensaba que ese tipo pudiera ser tan fuerte – pensó – Será mejor que empiece a tomarme este combate más en serio”.

“Si ésta es toda tu fuerza, me has decepcionado – dijo Jose – esperaba más del gran Peter Griffin”.

“Tienes razón, te he subestimado y te pido disculpas, a partir de ahora el combate se inclinará a mi favor”.

“Je, eso me gustaría verlo” dijo y se lanzó contra él.

Jose atacó a Peter con una lluvia de golpes que Peter no se molestaba ni en evitar, únicamente los recibía. A la vez que le golpeaba, Jose avanzaba y Peter retrocedía y cuando llegaba cerca del límite del área daba un salto y regresaba al centro. Así una y otra vez.

En aquel momento Mesa llegó a la plaza.

“Menuda expectación, con que energía vive esta gente el espectáculo, se lo deben estar pasando muy bien – dijo mirando a su alrededor – Ahí están los caballeros, sentados en el césped, vagueando, espero que no hayan luchado todavía. Anda si ahora está luchando Peter, y parece que va perdiendo, creo que me quedaré un rato a ver el espectáculo antes de entrar en acción. Será divertido”.

Jose continuaba su ofensiva sin descanso y Peter continuaba limitándose a recibir los golpes y a saltar hacia el centro al llegar al límite. El público, viendo como estaba siendo golpeado su presidente, había dejado de animar y permanecía en silencio, atónito. Apenas un par de personas en toda la plaza continuaban animando, sin casi esperanza, a su presidente.

“¿Eh?” dijo Jonyo.

“¿Tú también te has dado cuenta, Jonyo?” preguntó Arturo.

“Sí”.

“¿Eh? ¿De qué?” preguntó Fidel.

“Fíjate, hace rato que Peter se limita a recibir los golpes de su adversario – dijo Arturo – pero, contrariamente a lo que puedas pensar, no está dando el cómbate por perdido ni mucho menos. A pesar de la cantidad de golpes que está recibiendo, no tiene ni una herida, ni un moratón, ni un rasguño”.

“Anda, es verdad”.

“Además – dijo Jonyo – su energía sigue intacta desde que ha empezado el combate, no ha perdido ni una pizca, mientras que su adversario pierde energía con cada movimiento, con cada golpe, con cada salto”.

“Es como si fuera un robot – dijo Arturo – Sin embargo, a esos dos – mira a Gabriel y a Reik – no parece sorprenderles lo más mínimo. Observan el combate con total normalidad. Deben estar ocultándonos algo”.

“¿Crees que es un robot?” preguntó Fidel.

“Por supuesto que no. Ningún robot sería capaz de pensar de esa manera, de lo que sí estoy seguro es de que hay algo que no sabemos”.

“Cuando acabe el combate les preguntaremos”.

“No, Fidel. Eso podría provocar conflictos internos innecesarios. Démosles un poco de tiempo, es posible que tengan intención de decírnoslo pero no hayan encontrado el momento, es muy pronto para si desconfiar, pero si llega el momento, yo mismo hablaría con ellos”.

“Su contrincante no parece haberse dado cuenta todavía – dijo Jonyo – Está intentando cansarle, es un combate de desgaste, a ver quien aguanta más, y por el momento Peter lleva todas las de ganar”.

Mesa observaba el combate desde las filas del fondo.

“Entiendo, así que es eso, curiosa estrategia, aunque no le serviría de nada contra mí. Me preguntó qué hará para mantener su energía al máximo”.

Jose, que estaba ya jadeando, continuaba atacando cada vez más fuerte, cada vez más rápido.

“¿Qué ocurre? – pensó – Por más que le golpeo y le golpeo, mis ataques no parecen tener efecto sobre él”.

Peter, al ver a su adversario confuso, sonrió.

“¡¡¡Claro!!! – pensó Jose – era eso”.

“Por la cara que pones, parece que ya te has dado cuenta de lo que pasa”.

“Me has estado utilizando a tu antojo. Había olvidado que tenías esa habilidad”.

“En ese caso, ahora que lo sabes todo, ríndete. No tienes nada que hacer”.

“No cantes victoria tan pronto. Tu habilidad no neutraliza mis ataques, únicamente elimina el daño que te producen, pero sus efectos siguen presentes, por lo tanto lo que tengo que hacer es llevarte fuera del ring de un golpe. Te felicito, serás la primera persona con la que pruebe este ataque” dijo y su brazo comenzó a iluminarse.

“Está concentrando toda su energía en ese puño. Pretende catapultarme con la fuerza del impacto aunque no me cause daño alguno. Tengo que hacer algo”.

“Prepárate” dijo al tener su brazo iluminado por completo.

“No lo conseguirás, ¡Cristal Wall1!”.

Un gran pared de cristal apareció delante de Peter.

“¿Otra barrera? No importa lo fuerte que sea, la derribaré y seguiré avanzando hasta golpearte y hacer que vueles por los aires. Allá voy, ¡Jose Super Miracle Special Ultra Megaton Punch2!”.

Jose se lanzó contra la barrera y la golpeó con todo su poder. En ese momento todos sus huesos de la mano, muñeca y antebrazo se hicieron añicos. Un profundo grito de dolor recorrió toda la plaza y después Jose cayó apoyando una rodilla en el suelo con el brazo derecho colgando y el izquierdo sujetándolo.

“Te advertí que no lo lograrías, pero tu tozudez te cegó. El Cristal Wall no es una barrera normal, puesto que no sólo impide el ataque del adversario sino que también devuelve los ataques físicos, por lo tanto, ahora es como si te hubieras golpeado a ti mismo. Con el brazo en esas condiciones no puedes seguir luchando, has perdido”.

“Jose no se encuentra en condiciones de continuar, el ganador es Peter” se escuchó por megafonía.

El público volvió a gritar de alegría, la euforia le invadió hasta tal punto que los que estaban detrás del muro se lo saltaron, entraron en el área de combate y entre todos comenzaron a mantear a Peter. Tras unas cuantas veces arriba y abajo pidió que le bajaran, entonces se dirigió a su contrincante que seguía de rodillas y sufriendo.

“Ha sido un gran combate” dijo extendiéndole la mano para levantarse.

“Cierto, pero he salido algo malparado” dijo y cogió su mano y se levantó.

El cuerpo médico de Petoria llegó enseguida y llevó a Jose al hospital.

“Me encantaría volver a combatir contra usted algún día” dijo Jose desde la camilla.

“Será un honor para mí concederte ese deseo”.

Peter regresó al césped donde recibió las felicitaciones del resto de caballeros.

“Buen combate” dijo Gabriel.

“No ha estado mal para ser tú” dijo Reik.

“Magnífico” dijo Arturo.

“Sigue así” dijo Jonyo.

“Gracias a todos ahora debo irme, tengo un asunto pendiente que realizar, me perderé el siguiente combate, pero no tardaré”.

“Espera – dijo Fidel – me gustaría decirte una cosa”.

“Dime” dijo Peter.

Fidel observó como Arturo le negaba con la cabeza sin que el resto se diera cuenta.

“Buen trabajo, lo has hecho muy bien”.

“Gracias Fidel” dijo y se fue.

El chirrido del megáfono retumbó de nuevo en la plaza.

“Antes de comenzar el siguiente combate – se escuchó por megafonía – haremos un breve paréntesis de diez minutos, por favor, vayan preparándose los siguientes participantes”.

Mesa escuchó el aviso y caminó hacia la calle Alcohol.

“Ha ganado el combate sin recibir un solo rasguño, lo cierto es que no ha estado nada mal, creo que me quedaré a ver los siguientes combates, esto promete, pero ahora – dijo mirando el reloj – aprovecharé estos diez minutos para tomarme un pacharán”.

“Pues si quieren que se prepare el siguiente participante – dijo Arturo al escuchar el mensaje – tendremos que decidirlo, ¡vamos!”.

Se colocaron en círculo y echaron las manos a la espalda.

“¡¡¡Piedra, papel o tijera!!!” exclamaron todos a la vez.



Cristal Wall = Muro de Cristal


Jose Super Miracle Special Ultra Megaton Punch = El Super Puñetazo Milagroso Especial Ultra Megatón de Jose

15 comentarios:

L!Nk N!FlHeIm dijo...

Ver espacio
Más información

L!Nk N!FlHeIm

buaaaaa esta bestial el capitulo tio. Te felicito,estas creando una obra de arte.
Sobre el capitulo,comentar que siempre me hara gracia la elegancia de D. Mesa con su pacharan xD
ademas que hoy el griffin se lo ha currao, deberia de estar contento,q ha dejao de hablar y se lo ha tomao mas en serio xD.tambien quiero citar la forma de ser de Reik,que se identifica casi al 100% (x no decir que al 100%), con su personaje real xDDD

en fin, aqui tienes tu Super Miracle Special Ultra Megaton comentario. xDDD

saludos tio,sigue asi

Ektor Kovoski dijo...

Wee cumpleaños feliz, cumpleaños feliz (8) enorawena, tu obra ya se esta convirtiendo en un clasico, el combate de hoy ha sido brutal, parece q griffin es más de lo q yo m esperaba, estoy impaciente x leer el siguiente

Dani_______MiG dijo...

Perfecto!!! uno de los mejores episodios con diferencia y peter, joe, al final a hecho algo, para ser él ,claro :P. Espero que los caballeros cumplan muchos años más y a ver cuando llegan los siguientes combates. Gracias por tu mención hacia mí, siempre es un placer.

Reik es el mejor con diferencia y que nadie lo dude xDDD, (Reik también se rie, eh!!! ¬¬, pero de una forma inteligente) y su sentido de ser, roza la perfección :P.

P.D.1: Peter ya tienes algo que contar a tus nietos, que al final sabes hacer algo más que hablar

P.D.2: Un saludete y sigue asi

Raiden9339 dijo...

joer tio este es el 2º comentario q te ago xq cuando te e echo el otro a dao un error.Weno q a sido totalmente brutal,q casi me muero para acabar de leerlo ,q me a dejado sin palabras.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

x algo es un especial.te lo as currao mucho.Enorabuena

cabronazo_-_ dijo...

Felicidades, ha sido el mejor capitulo que he leido,desde los primeros capitulos has mejorado muxo tu habilidad xa escribir,ahora una vez q emepeizas a leer uno enganxa y ya no puedes parar, esta genial y lo de hacer un combate por capitulo es muy tipico de la tv xo queda genial xq esperar ansioso toda la semana xa leer el siguiente combate, te felicito sigue asi, esta historia yavale una fortuna.

muxas suerte y q podamos felicitarte muxos aniversarios mas

Rober

Raiden9339 dijo...

x cierto la pelea no a estado mal.Pero si q es verdad q al principio pense q me daria la paliza del siglo,pero no dude,jejejejeje,a estado mu bien y mola q mi adversario alla sido jose,ademas estoy descubriendo q no soy un inutil.

X cierto lo del pacharan,jejejejeje esq las clavas tio,esq viva el mesa,como mola,a y lo de uf q viaje la proxima vez vendre corriendo,eso a estado bien,mu caracteristico en ella.

Mola tb q el grupo de los caballeros esta como dividido entre los super fuertes(Reik y Gabriel) y los normaluchos(el resto)y yo en to el medio aki cordinando,jejejeje mola xq los normaluchos son como unos solo,una unidad muy poderosa toda junta,pero sin uno cacas,y los otros van de x libres de chulapas,jejjeje ta mu bien

_Dani_Rhoads_ dijo...

Muy bueno el capítulo. Te felicito. A ver cuando salgo de una vez... xD. Bueno, que eso. Enhorabuena por el aniversario y que cumplas muchos más. Sigue así, que te está quedando una historia cojonuda ;)

Dani_______MiG dijo...

Hombre Reik es que no necesita a nadie para ser fuerte (Dios q ganas de q sakes el siguiente!!!!!!!!!) y como dice Oscar "los superfuertes" dejemoslo en que no se sorprenden por un juego de niños, yo ya e exo el club de fans de Reik, xDDDDDDD (x cierto, Reik a dejao el tabaco en los caballeros????). Asi q spero q
"los superfuertes" no se unan como una piña, ¬¬, ya q esa es nuestra seña, amos q tp es q seamos antisociales o si...

Jon dijo...

El capitulo ha estado bastante bien y el combate tmb porque como ha dicho oscar yo tmb pensaba que le iba a dar una gran paliza por lo que ponias pero siempre pasa lo mismo como en las peliculas el bueno recibe golpes hasta el borde de la muerte y luego por inspiracion divina recupera toda la fuerza y le da una paliza al otro. Creo que los dialogos entre los personajes deberian ser algo mas largos para meter algo mas de chicha jejeje...
Un saludo y felicidades por el aniversario

manolo notejode Yamame S dijo...

ey ermano joder ke xulada, ke wapo a estao, a sio la polla, ma encantao pro yo esperaba ke metieras algun kombate mas, prke me as dejao koin toas las ganas y aopra me toka tar aki sufriendo komo un kabron.
weno muxas grasias por aber menciona al SUSO en este episodio es todo un detalle. y As cada vez em gustan mas los caballeros asi ke mas te vale ke kontinues durante unos kuantos añitos mas dandonos el placer de disfrutar leyendo kon tu obra.

kuidatre ermano asta el proximo.
**********SUSO***********

maribel dijo...

MUCHAS FELICIDADES.
CIERTAMENTE TIENES MOTIVOS PARA CELEBRARLO
ESTÁ QUEDANDO UNA HISTORIA ESTUPENDA
Y LA IDEA DE HABLAR EN ELLA DE TANTA GENTE CONOCIDA
ME PARECE GENIAL.
Una cosita más ¿Podrías sacar a SUSO del hospital?
Es que le quiero mucho, y me da pena que esté
tan hecho polvo.

Repito mis FELICITACIONES

Iván dijo...

wow el torneo de artes marciales en Los caballeros jejejjeej. Peter un robot mmmmmm

Jun dijo...

*...para así facilitar DE entrada de los combatientes
(esto cuenta como fallo? ^^U)

~Gran capítulo, he de admitir que cada vez me gusta más Reik :-3

santiago dijo...

hola la verdad muy buena tu historia espero algun dia lan puedan hacer en anime.

Mana_Rubén dijo...

Jajaja, gracias xD quién eres??? Has leído desde el principio???