miércoles, 22 de agosto de 2007

Episodio XXI

Título: N/A

Tamaño: 4'6

Dedicado a: N/A


Episodio XXI

E

n el interior del restaurante internacional de Petoria, los caballeros, ya con sus platos vacíos, reposaban la comida aún sentados en la mesa.

“Mmmmm – dijo Fidel mientras se estiraba – que bien he comido”.

“Lo mejor de una comida es el cigarro que se fuma al terminarla” dijo Reik dando una calada.

“Parece que os ha gustado – dijo Peter satisfecho – me alegro de saberlo”.

“Ahora sigamos con la caminata” dijo Arturo.

Salieron del restaurante y tomaron la avenida Freedom dirección norte. Al cabo de una hora llegaron al puerto, estaba lleno de pequeños barcos de vela navegando libremente por las proximidades de la costa y grandes navíos anclados a lo largo del puerto.

“Por fin hemos llegado” dijo Gabriel.

“Ahora solo queda preguntar a alguien donde podemos fletar uno de estos” dijo Jonyo.

“Dividámonos para cubrir más terreno” dijo Arturo.

Cada uno tomó una dirección y acordaron encontrarse allí al cabo de 30 minutos.

Arturo llego a una caseta en la que había una señora en una ventanilla.

“Perdone, me gustaría fletar un barco, ¿puedo conseguirlo aquí?”.

“Lo siento, esta todo reservado”.

Gabriel llegó a un puesto con un hombre de guardia.

“Hola, estoy interesado en comprar uno de sus barcos”.

“Lo siento, no me quedan libres”.

Jonyo se encontró con un puesto llevado por una pareja de ancianos.

“Por favor, ¿aquí venden barcos?”

“Todos están ya vendidos”.

Pasaron los 30 minutos y volvieron a reunirse en el punto de encuentro.

“¿Habéis encontrado algo?” preguntó Arturo.

“No” respondió Reik.

“Nada” contestó Peter.

“Yo he visto un puesto por aquella dirección al fondo, pero ya no me daba tiempo a ir, quizá sea el último que nos queda por preguntar, vayamos todos juntos” dijo Fidel.

Caminaron hasta el final del puerto y llegaron a un puesto en el que estaba Norris sentado leyendo el periódico.

“Muy buenas – dijo Peter – nos gustaría fletar un barco, ¿podría facilitarnos uno?”.

“Será un placer – dijo Norris alegremente mientras se levantaba – pero antes de negociar con ustedes debo comunicarles algo. En primer lugar, mi nombre es Norris y llevo este negocio junto a otra persona, y como equipo que somos no puedo tomar una decisión sin el apoyo de mi compañero. Lamentablemente ahora no se encuentra aquí por lo que debo pediros que esperéis su vuelta o bien vayáis en su busca”.

“¿Pretendes que le busquemos por toda la ciudad? – preguntó Reik – Búscate a otro”.

“No os preocupéis – se perfectamente donde se encuentra”.

“De todas formas no podemos quedarnos esperando aquí – dijo Arturo – habrá que ir”.

“Muchas gracias, esta mañana le envíe a buscar clientes, si hubiera sabido que íbamos a tenerlos, no lo hubiera hecho, pero uno nunca sabe de estas cosas. Fue con dirección a la plaza, pero, conociéndole, se habrá parado en algún bar, suele ir a uno llamado “La Pipa Ebria” pero si no esta allí estará en cualquiera de los alrededores”.

“¿Hay que ir otra vez hasta la plaza? Estoy harto de andar” se quejaba Jonyo.

“¿Pero dónde está el bar exactamente? – reincidió Reik – ¿No querrás que nos recorramos toda la ciudad?”

“No os preocupéis, esta ciudad es tan maravillosa que es imposible perderse. Veréis, cada sector de establecimientos está situado en una calle que lleva de nombre el hiperónimo del sector y en dicha calle puedes comprar cualquier cosa que sea hipónimo del nombre de la calle. Por ejemplo, si queréis comprar ropa interior, tendríais que ir a la calle Pantzu1, para comprar pornografía a la calle Hentai2, si buscáis un ramo de flores para vuestra pareja habríais de ir a la calle Hana3 y para encontrar un bar, pues como es lógico, a la calle Alcohol, que, además, es paralela a la plaza, por lo que no hay posibilidad de error. Además de las calles exclusivas de cada tipo de negocios, en la plaza y en las cuatro avenidas hay tiendas de todos los tipos, para evitar aglomeraciones”.


“Esta ciudad cada vez me sorprende más” dijo Gabriel.

Partieron con desgana hacia la calle Alcohol sabiendo que les esperaba otra hora de camino. Al llegar volvieron a fijar un punto de encuentro y se dividieron para cubrir el mayor número de bares.

Mesa estaba también en esa calle, y viendo la cantidad de tabernas que había a su alrededor, decidió detener su búsqueda durante un rato y darse un respiro en uno de aquellos bares. Tras caminar un poco por fin se decidió y entró en uno en el que una camarera ligera de ropa le tomó nota.

“¿Qué tomará el señor?”

“Pacharán, por favor”.

La camarera tomó nota y al cabo de unos minutos le sirvió.

“Creo que se te ha olvidado algo” dijo Mesa.

“¿Ah, sí? ¿El que?” preguntó la muchacha sorprendida.

“Vestirte” contestó Mesa con toda tranquilidad.

La mujer le miró mal pero al final se contuvo y se marchó.

“Hay que tener un poco de dignidad en el trabajo” pensó Mesa.

Fidel llegó a un bar y preguntó por el joven en la barra.

“Mierda, aquí no está” pensó él.

Peter llegó a otro bar y preguntó a un camarero.

“No está aquí” pensó.

Reik llegó a un bar, entró y se sentó en la barra.

“No es necesario estar buscando como un loco – pensó Reik a la vez que sacaba un cigarro – puedo tomar algo y fumar mientras tanto – después se dirigió al barman – Un café con hielo, por favor”.

“Enseguida” contestó éste.

Después de servirle, se puso a hablar con el hombre que estaba junto a Reik.

“Bueno, ¿qué te trae por aquí?”

“Norris me envió en busca de clientes, pero es muy aburrido y prefiero estar aquí”.

“Vaya un vago, tendría que estar trabajando y viene aquí a beber” pensó Reik.

“Jajaja – reía el barman – y usted, ¿qué le trae por Petoria?”

“Yo soy sólo un viajero, estoy de paso”.

“Con que un viajero, ¿eh? Que envidia, yo tengo que estar aquí cada día encerrado en este bar, ojalá pudiera irme de aventuras”.

“Un momento, ¿viajero? ¿De paso?” pensó el joven.

“¿Norris? ¿Clientes?” pensó Reik.

Al momento, los dos se miraron mutuamente.

“¡¡¡Tú!!!” Exclamaron ambos señalándose.

Reik le contó lo sucedido y salieron del bar en dirección al punto de encuentro. El ladrón les seguía de cerca. Al poco rato de llegar al punto de encuentro, el resto de caballeros empezaron a hacer su aparición.

“Reik, le has encontrado, ¡bien!” exclamó Fidel.

“Así que tú eres el compañero de Norris” dijo Gabriel.

“Exacto, mi nombre es Eddy. Que guapos sois todos”.

Los caballeros se quedaron algo asombrados ante aquel comentario, pero lo pasaron por alto.

El ladrón les espiaba de cerca esperando una oportunidad para lograr su objetivo.

“Ahora está acompañado, perfecto”.

“Bueno, pues volvamos al puerto para tratar el asunto del barco” dijo Jonyo.

De repente alguien se les acercó por detrás y abrazó alegremente a Eddy y a Arturo.

“Ey, hermanos, ¿queréis algo? Tengo muy buenos artículos para vender a muy buen precio, relojes, collares, pulseras, colgantes y joyas de todo tipo”.

“Eres tú otra vez – dijo Eddy enfadado – quítanos las manos de encima y desaparece”.

“Encantado, jeje” pensó mientras retiraba el brazo de su hombro y se marchó rápidamente con una sonrisa maliciosa.

“Perdonad – se disculpó Eddy – es un vendedor ambulante que lleva siguiéndome todo el día, ahora que por fin me ha dejado en paz, marchemos”.

Nada más caminar un solo paso notó que algo no iba bien. Se llevó la mano al cuello y entonces se dio cuenta de que su colgante ya no estaba.

“Ese... ese... ¡¡¡Ese cabrón me ha robado!!! ¡¡¡Se ha atrevido a robarme el colgante!!! ¡¡¡¿Dónde estás?!!! ¡¡¡Vuelve aquí y devuélvemelo o jamás te perdonaré!!!” gritó Eddy.

“¿Qué ha pasado?” preguntó Arturo.

“Debéis ayudarme a recuperarlo, ese colgante ha pasado de generación en generación durante siglos por mi familia, me dijeron que tenía poderes misteriosos, pero aunque nunca creí esas historias lo guardaba como tesoro familiar, os lo ruego, ayudadme y lo tendré en cuenta a la hora de negociar el precio del barco”.

Kevin, que estaba cerca de allí, escuchó el grito que lanzó Eddy y se acercó rápidamente.

“¿Qué ocurre aquí? ¿Qué le habéis hecho a este hombre?”.

“Déjanos, ¿quieres? – Respondió Reik – le han robado pero no hemos sido nosotros.

“Si no habéis sido vosotros, ¿podríais decirme si ha sido alguien con este aspecto?”.

Señaló un cartel de “se busca” que había en la pared con una foto del ladrón.

“Sí, es él, no me cabe la menor duda” respondió Eddy.

“Lo imaginaba, su nombre es Suso el Sucio, ya que siempre utiliza trucos sucios para escapar, y llevamos detrás de él desde hace mucho tiempo”.

“¿Cómo la Guardia Petoriana no ha podido detener a un vulgar ladrón?” preguntó Fidel.

“Muy pronto descubrirás la razón – contestó Peter – ahora vayamos a por él. No debe andar lejos”.



Pantzu = Calzoncillos/Bragas

Hentai = Pervertido

Hana = Flor

10 comentarios:

Jon dijo...

jejejejeje me a hecho mucha gracia lo de Suso el sucio, a ver que dice cuando lo lea,creo que cuando los caballeros luchen contra el señor oscuro ese se deberian fusionar todos los que queden vivos claro, estaria bien.
Un saludo a todos.

Dani_______MiG dijo...

kiero saber lo del ladron ya!!! jejeje, esta bien el capitulo, y este tiene mas accion o por lo menos la historia avanza mas (la accion no implica darse de ostias) asi q sta bien, tng ganas de q cojan el barco ya.

Eresmasfalsoqyolaa1 dijo...

demasiado dialogo

_Dani_Rhoads_ dijo...

Lo corroboro, Mesa es DIOS xD

Raiden9339 dijo...

e tio q weno me a encantado,la as clavao con lo de e te falta algo:vestirte,jejeje viva mesa es brutal.

x cierto tu as jugado mucho al tekken no???? Eddy es el de capoera y como quesada ace capoera pos le as puesto el nombre,mu currao si señor(como siempre),mola lo de las calles tb lo de los nombres es ingenioso y x ultimo lo de Suso el sucio jeje q risa.Enga tu a ver si cuelgas pronto el siguiente

Raiden9339 dijo...

jejeje jon q flipao q esto no es dragon ball aunq tenga alguna cosa copiada,pero aki no ay fusion.El malo final les va a dar la del pulpo,jejejeje,espero q mate a alguno,asi seria mas interesante,jejejejeje.x cierto tu sube el 12 q me aburro de estudiar.ale asta luego

manolo notejode Yamame S dijo...

lo de Suso el sucio espero ke vaya kon kariño... xD y joder ke exito ke tiene mi personaje...jajajaja si eske me as calkao xD
kuidate ermano jajaja

R®Ss dijo...

Puto Suso xDDDDDDD

Iván dijo...

Joder con el Suso q manos esperemos q sea tan habil robando como en combate bye

Anónimo dijo...

Uauh! Me ha encantado este capítulo, más que por el contenido (que también ha sido bueno) por el nivel de redacción!! Todas las tildes, comas y exclamaciones perfectamente usadas!! Aay que gusto leer así *¬*

Besines; Jun ^o^