miércoles, 22 de agosto de 2007

Episodio XXX

Título: N/A

Tamaño: 5'6

Dedicado a: N/A

Episodio XXX

C

ada segundo que transcurría aumentaba aún más la tensión que había en el ambiente. El público animaba cada vez con más fuerza a los participantes y estos daban el todo por el todo para levantarse.

"¡Vamos Jonyo!" exclamó Gabriel.

"¡Ánimo Eddy, levántate!" exclamó Jose.

Jonyo logró apoyar un pie en el suelo, pero al hacer fuerza con el tronco para levantarse levantó la cabeza y el dolor del talonazo se hizo presente provocando que cayera al suelo. Eddy consiguió apoyar una rodilla, pero al intentar levantarse del todo los espasmos producidos por el Lighthing Plasma se manifestaron haciendo que corriese la misma suerte que su adversario.

“Jonyo, no puedes perder – pensó Fidel – si lo haces mi derrota habrá sido en vano y nunca te lo perdonaré”.

Jonyo, después de muchos esfuerzos, fue por fin capaz de ponerse en pie, aunque no parecía muy estable. En ese momento, los admiradores de Eddy que había entre el público gritaban desesperadamente por la victoria de su favorito. Jonyo se llevo una mano a la cabeza, y tras tocarla, observó la mano y vio que estaba llena de sangre.

“Si en vez de haber usado el Lighthing Plasma en el último ataque hubiera optado por un puñetazo corriente, lo más probable es que fuera yo el que estuviera ahí tirado en el suelo. Mis felicitaciones, Eddy, ha sido un gran combate”.

“¿Ya se ha acabado? – dijo Suso defraudado – Pues vaya, al final no ha sido para tanto”.

“No tengas tanta prisa – dijo Jose – el jurado todavía no ha decretado el final del combate. Eso significa que aún tienen esperanzas en que Eddy sea capaz de levantarse”.

“Vamos, Eddy – pensó Norris – confiamos en ti”.

El soldado encargado de custodiar a Suso en el hospital apareció en escena cargado con un saco a la espalda.

“Señor, aquí traigo lo que me ordenó”.

“Perfecto – dijo Kevin – déjalo por aquí. Yo mismo me encargaré de entregarlo”.

“Como quiera”.

Eddy hacía verdaderos esfuerzos por levantarse, pero todos eran en vano. Nada más conseguía apoyar una rodilla o un pie, los espasmos se hacían presentes volviéndole a hacer caer al suelo.

It’s gonna be O.K.” susurró Eddy intentando levantarse.

“Ha vuelto a hablar en inglés” dijo Arturo.

“¿Qué ha dicho esta vez, Peter?” preguntó Gabriel.

“Básicamente ha dicho que todo va a salir bien, pero lo que me sorprende es que para decirlo ha utilizado la expresión O.K.”.

“Qué tiene de especial esa expresión?”.

“En tiempos de las primeras guerras mundiales, cuando el ejército del país que hablaba ese idioma volvía de una misión, pintaba en una pizarra el número de muertos producidos en ella. Cuando el número era cero escribían OK, que significa zero killed, es decir, ningún muerto. De esta forma, esta expresión se convirtió en una forma que utilizaba el pueblo para indicar que todo marchaba sin problemas. Me sorprende que conozca hasta estos detalles del idioma. Hay que tener en cuenta que su inglés es informal, ya que ha utilizado contracciones, y en el lenguaje formal estaban mal vistas, eso significa que el que le ha enseñado el idioma es alguien cercano a él y no una academia”.

“Se lo enseñara quien se lo enseñara, parece que hizo un buen trabajo” dijo Reik.

Eddy, ante la atónita mirada de todos, continuaba intentando levantarse sin éxito y el público, comenzaba a perder la esperanza.

“No conseguirá levantarse” dijo alguien.

“Ha luchado bien”.

“Se acabaron los Juegos”.

En ese momento, el chirrido del megáfono encendiéndose invadió la plaza provocando el silencio de todos los presentes.

“Disculpen la tardanza – se escuchó por megafonía – Hemos estado esperando todo este tiempo para dar a los participantes la oportunidad de levantarse y proseguir con su encuentro, pero dado que sólo uno de los dos ha logrado hacerlo, nos vemos obligados a conceder la victoria de este combate a...”.

“¡Esperad!” interrumpió Eddy.

Inmediatamente después de escuchar el grito, todos se giraron hacia él y pudieron verle de pie, cabizbajo, jadeando y con el flequillo ocultándole los ojos.

“¡Puedo continuar el combate!” exclamó y levantó la cabeza.

Al levantar la cabeza se descubrió en su cuello el colgante emitiendo una intensa luz dorada.

“La segunda energía ha vuelto a manifestarse, entonces eso significa que... ¡proviene del colgante!” exclamó Jonyo.

“¿Un colgante con poderes? Tiene que ser mío” pensó Suso.

La punta de una navaja apareció desde en el interior de la manga de Suso y con ella cortó las cuerdas que lo ataban. Inmediatamente se levantó y saltó a la superficie de combate.

“¡Se ha escapado! – exclamó Kevin al verle saltar - ¡Hay que detenerle o todo nuestro esfuerzo habrá sido en vano!”.

El colgante comenzó a introducirse lentamente en el cuerpo de Eddy a la vez que Suso avanzaba peligrosamente hacia su objetivo sin que ninguno de los dos participantes se hubiera dado cuenta todavía.

“¡Cuidado Eddy! – exclamó Norris - ¡va a por ti!”.

“¿Qué?” dijo Eddy y se giró hacia Norris.

En aquel momento, la figura de Suso apareció ante sus ojos y, sin que pudiera darle tiempo a reaccionar, le arrancó el colgante extrayendo lo poco que se había introducido en su interior. Después Suso le golpeó hasta hacerle caer al suelo sabiendo que Eddy no podría defenderse sin ayuda del colgante después de aquel combate. Al momento, saltó al aire y se puso el colgante.

“Maldición – pensó Kevin - ¿qué va a ocurrir ahora?”.

El colgante se introdujo en el cuerpo de Suso completamente provocando que el cielo se cubriese de nubes, un vendaval asolase la plaza y multitud de rayos poblaran el cielo.

Suso comenzó entonces a transformarse, su piel se volvió mucho más oscura, su cabello creció hasta la media melena, elevándose hasta quedar completamente de punta, el color cambió de rubio a gris con mechas blancas, sus ojos se tornaron a púrpura intenso y un aura morada recubría todo su cuerpo a la vez que su energía aumentaba considerablemente.

“Kukuku – reía Suso desde el cielo – es sorprendente el poder de este colgante. No sólo ha aumentado mis fuerzas, sino que también me ha otorgado habilidades nuevas. Esto de volar es un invento, wajajaja, ojalá hubiera podido hacerlo antes – dijo y se puso a dar vueltas por el cielo – Lo único que no me gusta es este tono de piel tan oscuro que me ha quedado, pero por lo demás – dijo acariciándose el cabello – me encanta”.

“Menudo poder desprende – dijo Arturo – es muy posible que ahora sea superior a nosotros”.

El resto de caballeros miraron a Arturo haciendo ver que estaban de acuerdo con sus palabras.

“Todo está perdido” dijo Eddy intentando levantarse.

“Eh, ¿se puede saber de donde sacaste ese colgante?” preguntó Peter.

“Verás, mi bisabuelo era arqueólogo, le fascinaban las antiguas civilizaciones y a menudo encontraba documentos en lenguas muertas de aquellas grandes naciones antiguas, por eso sabía idiomas como en inglés. Él me enseñó todo lo que sé. Ese colgante lo encontró en una de sus investigaciones, le encantaba y siempre lo llevaba con él. En su lecho de muerte me lo confió”.

“¿Pero tú sabías que tenía poderes?”.

“En absoluto, únicamente me dijo que cuando estuviera en problemas me ayudaría. Creí que lo decía para animarme. Nunca me imaginé esto”.

“Entiendo, seguramente volcó toda su energía en el colgante para que te ayudara en caso de necesidad y al hablar en inglés has debido de activarlo”.

“Eso ya no importa, ahora él tiene todo su poder”.

“Una pregunta – dijo Gabriel – si eran tan importantes esas lenguas, ¿por qué desaparecieron?”.

“Verás, Gabriel – explicó Peter – Existen varias formas de que una lengua desaparezca. En primer lugar puede ser porque dos territorios entren en guerra y el vencedor, imponga su lengua sobre el territorio vencido. En segundo puede darse el caso de que la lengua evolucione a lo largo de los siglos y se transforme en una totalmente distinta, quedando en desuso la primitiva, esto le paso a una lengua llamada latín. Pero cuando desaparecieron el resto de lenguas, el mundo ya estaba modernizado, tenía organizaciones internacionales y, en las reuniones de dichas organizaciones optaron por fijar un idioma para un entendimiento común, que después se aplicó en toda la población mundial. Ese idioma fue el español, porque, a parte de que era una de las lenguas más habladas del momento, en este idioma los sonidos y las letras casi siempre coinciden, salvo en escasas excepciones. Por supuesto, existen tribus primitivas en aldeas aisladas de la civilización que siguen con su lengua, pero en el resto se habla español desde entonces”.

Suso continuaba revoloteando por el cielo disfrutando de su nuevo poder. Tras unos minutos de disfrute al fin decidió detenerse.

“Bueno, dejémonos ya de tonterías. Ha llegado la hora de la venganza. En primer lugar me vengaré de esos caballeros que intentaron capturarme, después, del jefe de la Guardia Petoriana que me tuvo cautivo, seguido del chico del colgante, que quería matarme al recobrarlo, y por último, del hombre alto, con traje y gafas que se atrevió a darme una paliza”.

“¡Por mí no te preocupes, estoy aquí!” exclamó alguien desde el público.

Una bola de energía surgió de entre la gente avanzando directa hacia Suso. Al verla, la rechazó dándole un manotazo que hizo que se perdiera en el cielo.

“¿Quién ha sido? ¡Que de la cara!” exclamó Suso enfurecido.

“He sido yo” dijo la misma voz.

Los caballeros vieron como una figura salía levitando desde la muchedumbre hasta quedar frente a Suso.

“¡¡Mesa!!” exclamaron los caballeros al reconocerle.

“Así que eras tú. Mejor, así me ahorras el tener que buscarte. No me importa cambiar el orden de mis objetivos, si quieres ser el primero en morir, ¡tú mismo!”.

“Así que estaba ahí – pensó Peter – eso quiere decir que ha estado viendo todos nuestros combates. Esto si que es mala suerte. Ahora debe conocer mejor nuestras habilidades. Suerte que los chicos no han luchado a tope”.

“Mis fuerzas han aumentado considerablemente, como habrás podido observar desde ahí abajo, las cosas no serán como la última vez, en esta ocasión, ¡la paliza la recibirás tú!” exclamó Suso con chulería.

“Ardo en deseos de que intentes hacer realidad tus palabras” dijo Mesa colocándose en posición.

Un aura gris se formó alrededor de su cuerpo a la vez que se creaba otro vendaval.

“¿Piensan luchar aquí? – dijo Arturo – Destruirán todo a su paso”.

“No tengas tanta prisa – dijo Suso – Ya que voy a combatir contigo en primer lugar, no puedo hacerlo aquí. La plaza está llena de gente y, teniendo en cuenta el poder que tengo ahora y el que tienes tú, la plaza sería destruida por completo y muchas personas perderían la vida”.

“¿Intentas proteger a aquellos que han intentado encerrarte? – preguntó Mesa sorprendido – No te comprendo, creía que eras otro tipo de persona, alguien más frío”.

“No te confundas, no intento protegerlos. Recuerda que soy un ladrón, si esta gente desaparece, no podré comer. Además siempre he vivido en esta ciudad y no me apetece verla en ruinas”.

“Como quieras, te sigo” dijo Mesa y se fueron volando.

Una vez se alejaron lo suficiente, el tiempo volvió a la calma.

“Se han ido” dijo Gabriel al perderlos de vista en el cielo.

“Tendremos que ir a ayudarle, aunque se haya apropiado de los poderes de ese colgante, recordad a quien se enfrenta” dijo Fidel acercándose.

“Eso es, ¡vamos!” exclamó Jonyo.

“No, tú te quedas – imperó Peter – tenemos que curaros esas heridas a Eddy y a ti”.

Jonyo se quedó cabizbajo al ver no podía ser de utilidad por el momento.

“Pues iremos los demás” dijo Reik.

“Quizá necesitéis algo, caballeros” dijo Kevin desde el otro lado del área de combate.

Agarró el saco que le había traído su soldado y caminó hasta donde estaban los caballeros.

“¿Qué llevas ahí?” preguntó Arturo.

Kevin puso el saco en el suelo, lo abrió y mostró su contenido.

“Eso son... ¡nuestras espadas!” exclamó Fidel.

“Exacto, mandé que las trajeran, sabía que tarde o temprano os serían de utilidad”.

Cada uno cogió su espada, la alzó al cielo y observó el brillo de la misma con el reflejo del sol y, desplegando una sonrisa satisfactoria, las envainaron con firmeza.

“Ya tenemos todo lo necesario – dijo Arturo - ¡vamos a por esos dos!”

6 comentarios:

Dani_______MiG dijo...

Dios mio cada vez los dejas peor!!! me voy a morir de la espera del siguiente :@, y pienso q ya q los sacas semanales podrias hacerlos un poco más largos,no? bueno es mi opinion claro esta,:P, pero mu wen, maldito suso, tendre q darle una buena xD. Un saludete

_Dani_Rhoads_ dijo...

Buff, este episodio si que ha sido bueno. No se si podré esperar al próximo Lunes para ver el desenlace del combate Suso - Mesa xD. Mi voto para Mesa :P

Jon dijo...

ola,por un momento me has hecho pensar que el combate iba a seguir entre eddy y yo,no se si sera posible pero quizas suso y mesa se alien y consigas otro malo mas con buenos poderes.Estoy con dani a mi tambien me gustarian los episodios mas largos pero bueno tampoco pasa nada si no se pueden hacer mas largos porque supongo que cada vez costara mas.
Un saludo a todos

Raiden9339 dijo...

eeeeeeee a molao tio,x fin mesa da la cara,yo opino lo q jon,mientras lo leia e pengao veras como el mesa y el suso acaban aliandose y dandoles x el culete a los caballeros,x cierto tienes olvidao a gabriel,esq lo unico q ace es preguntarme to,acaba siendo cansino,q pesao,esq parece palurdo,jejejejejejeje(yxq esto y xq lo otro).jejejejejeje,weno de toas formas esta mu bien

R®Ss dijo...

Jajajajajaja, Garbriel el palurdo xD jajajaja y eso que soy yo xD, deberia preguntar algo menos... que no soy corto... que si siempre pregunto es por confirmar y no equivocarme. Un beso xD

P.D.: DEJADME A SUSO A MIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!!!!!!! (y a mesa tambien que al final logré aprobar con mas de un 5:P jeje Que lástima que Enrique se haya ido :S LARGA VIDA A MESA! ^^)

Anónimo dijo...

*Jonyo se llevÓ una mano a la cabeza, y tras tocarla, ..

*continuaba intentando levantarse sin éxito y el público, comenzaba a perder la esperanza. <--- (Aquí no sobra la coma?????)

*La punta de una navaja apareció desde EN el interior de la manga de Suso y con ella cortó las cuerdas que lo ataban.

*...quedando en desuso la primitiva, esto le pasÓ a una lengua llamada latín.