miércoles, 22 de agosto de 2007

Episodio XXII

Título: K.O. Brutal

Tamaño: 4'15

Dedicado a: N/A

Episodio XXII

C

orrieron en la dirección en la que había escapado Suso y al momento lo tuvieron a la vista.

“¡Allí está, rodeémosle!” exclamó Arturo.

Todos subieron la velocidad y en un momento tuvieron a Suso rodeado y acorralado.

“¡¡Devuélveme ahora mismo mi colgante!!” exclamó Eddy.

“Ríndete – ordenó Kevin apuntando con el tridente – no tienes escapatoria”.

“Je, no cantes victoria tan pronto, Tajuu Bushin no Jutsu1”.

Centenares de copias de Suso aparecieron al instante y comenzaron a correr en todas direcciones. Los caballeros quedaron tan perplejos que no les dio tiempo ni a reaccionar. Kevin trató de encontrar al original golpeando con el tridente pero estando rodeado de tantas ilusiones no consiguió nada más que malgastar sus energías. Cuando se desvanecieron las ilusiones Suso había desaparecido con ellas.

“Mierda, ha vuelto a hacerlo” dijo Kevin arrodillado e impotente, golpeando al suelo con el puño.

“Peter, ¿puedes explicarme, por favor, como ese ladrón puede hacer el bushin?” preguntó Arturo sin haber salido de su asombro.

“Lo siento, es culpa mía” dijo Peter cabizbajo.

“¿Acaso le enseñaste tú a usarlo?” preguntó Fidel.

“No exactamente. Veréis, en el programa educativo de Petoria se incluyen las técnicas básicas de combate, como el bushin, la capacidad de localizar a las personas por el movimiento de su energía, la capacidad de emitir pequeñas ondas de energía y un entrenamiento físico que hace que la fuerza de las personas de la ciudad sea superior a la media de las estadísticas del resto del mundo. Por ello, Petoria no tiene ejército, ya que los mismos ciudadanos podrían salir victoriosos en caso de invasión, pero a veces hay gente que utiliza esos conocimientos para delinquir, y eso ha obligado la creación de la Guardia Petoriana”.

“Ese hombre lleva escapando de la justicia mucho tiempo – dijo Kevin – y siempre lo hace de esta forma”.

“Hay algo que no me ha quedado claro, si vosotros también recibisteis ese entrenamiento, ¿por qué no sois capaces de detenerlo?” preguntó Reik.

“Muy sencillo – respondió Kevin – es cierto que en la academia te enseñan el bushin, y que con él puedes hacer un par de copias ilusorias de ti mismo, pero si te has fijado él no ha realizado una simple copia, sino centenas, ha debido de estar perfeccionándolo durante años, lo único que podríamos hacer sería reunir a toda la Guardia Petoriana y hacer que todos hicieran cuantas copias de sí mismos pudieran para contrarrestar su ataque, pero también sería inútil, ya que sus copias son ilusiones, no como en las otras variantes de esta técnica en que haces copias reales a partir algún elemento de la naturaleza, por lo tanto las ilusiones estarían traspasándose unas con otras y escaparía más fácilmente, y así es como un vulgar ladrón lleva toreando a la Guardia Petoriana desde hace tanto tiempo”.

“Vaya, es más grave de lo que parece” dijo Gabriel.

“No te preocupes, hoy caerá” dijo Arturo.

“De todas formas, sólo es un pobre loco” dijo Peter.

“Está bien – dijo Kevin – nos dividiremos para encontrarle, pero si vamos en solitario volverá a escapar, tendremos que ir en parejas para intentar pillarle por sorpresa. Las parejas serán Arturo y Fidel, Reik y Peter, Jonyo y Eddy y Gabriel y yo. Que cada pareja vaya en una dirección, ¡¡vamos!!”.

En ese momento se dividieron y comenzaron a registrar la ciudad desde los tejados de los edificios. Jonyo y Eddy estaban vigilando la avenida Wisdom y sus alrededores.

“Por aquí parece que no está” dijo Jonyo.

“Él no, pero al menos se ven chicas guapas”.

“Una pregunta, no es por meterme donde no me llaman pero por tu comentario de antes y el de ahora no termina de quedarme clara tu orientación sexual”.

“Soy bisexual” contestó Eddy.

“Entendido, gracias”.

Suso, que no se había movido de la calle Alcohol, observó como los caballeros se dividían.

“Jejeje, ya tengo el camino libre” pensó y comenzó a correr calle abajo.

Mesa salía insatisfecho del bar después de ver a aquella camarera. Al salir, Suso venía corriendo y chocaron cayendo ambos al suelo.

“Ough, que daño” dijo Suso.

“Mira por donde vas, puedes provocar un accidente” dijo Mesa enojado.

“Lo lamen... – comenzó a disculparse Suso pero al examinar a Mesa se detuvo – ey, menudo traje, tú debes de tener pasta – dijo a la vez que sacaba una navaja – dame ahora mismo todo lo que tengas”.

“¿Estás intentando robarme? ¿A mí? ¿A que te parto la cara ahora mismo?” amenazó Mesa levantando la mano.

“Atrévete”.

Suso se lanzó contra él con el fin de apuñalarle con la navaja en el pecho pero cuando estaba a un centímetro de conseguirlo Mesa se lo impidió sujetando la navaja por el filo con dos dedos. Suso intentaba soltarla con todas sus fuerzas pero por más que lo intentaba no conseguía moverla ni un milímetro.

“Suéltame, cabrón”.

“Será un placer” dijo Mesa con su sonrisa de superioridad.

Levantó la mano con la que agarraba la navaja y a la vez levantó también a Suso. Agitó salvajemente la navaja y Suso se desprendió del ella saliendo elevado hacia el cielo.

“Te devuelvo tu navaja” dijo Mesa y la lanzó contra él.

“Mierda, tengo que hacer algo o moriré”.

En un intento desesperado por salvar la vida sabiendo que no podía esquivar el ataque, se dio la vuelta y la navaja impactó en su espalda penetrando todo el filo. El grito de dolor se escuchó varias calles a la redonda. A pesar de estar herido, logró aterrizar de pie. Su gabardina empezó a teñirse de rojo por detrás y varias gotas de sangre cayeron al suelo. Intentó sacarse la navaja de la espalda pero el mero hecho de mover un brazo le causaba un dolor insoportable. A pesar de todo consiguió tocar la empuñadura de la navaja con la punta de los dedos sin éxito.

“Maldito – susurró Suso tambaleándose – me las pagarás”.

“Mereces mi aprobación, ladrón de pacotilla – dijo Mesa aplaudiendo falsamente – me sorprende que tengas fuerzas para mantenerte en pie, pero no te preocupes – sentenció con un rostro que asustaba al verlo – enseguida acabo contigo y así no sufrirás más”.

Mesa comenzó a acercarse lentamente, Suso se puso en guardia y según se acercaba él iba alejándose y dando puñetazos, los cuales Mesa esquivaba sin esfuerzo mientras continuaba acercándose. A cada paso que daba en el rostro de Suso se reflejaba una agonía de iba agrandándose según se iba dando cuenta de que no tenía nada que hacer contra quien tenía enfrente. Una vez dejó de alejarse, dio un puñetazo con todas sus fuerzas que su adversario detuvo conteniéndolo con la mano. De nuevo Suso probó a soltarse de cuantas maneras pudo y ninguna le fue bien. Mesa empezó a ejercer presión sobre los nudillos de su contrincante y éste volvió a gritar.

“Basta ya de juegos”.

Apretó esta vez con mucha más fuerza los nudillos de quien se había comenzado siendo su agresor y había terminado convertido en su víctima, en esta ocasión apretó con tanta fuerza que acabó rompiéndole todos los huesos de los dedos. El gritó que lanzó se escuchó desde aún más lejos. Una vez le hubo roto la mano le soltó y le propinó un bofetón de revés que lo empujó con tal fuerza que chocó de espaldas contra la pared del edificio que había a la izquierda de manera que con el impacto la empuñadura de la navaja se adentró en su cuerpo agravando la herida y la punta llegó a sobresalir entre las costillas bañando de sangre su cuerpo tanto internamente como externamente. A la vez la pared se derrumbó provocando la caída de numerosos escombros sobre Suso que le causaron heridas y moratones por distintas partes del cuerpo. Sangraba por la cabeza, la boca, el pecho, la espalda, era incapaz de mover cualquier parte de su cuerpo. La vista comenzó a nublársele pero mantuvo la consciencia para poder ver como su agresor se alzaba ante él con una fría mirada esperando el momento idóneo para darle el golpe de gracia.

“Para otra vez vigila mejor a quien robas, escoria” dijo Mesa y se marchó como si nada hubiera pasado.

El derrumbe de la pared creó un pequeño hilo de polvo se veía en el cielo desde toda la ciudad.

“¡Allí! - exclamó Eddy al ver el hilo de polvo - viene del mismo sitio del que hemos oído el grito de hace un momento, es posible que haya pasado algo, ¡vamos Jonyo!”.

Al llegar se encontraron a Suso en el suelo, rodeado de escombros, sangrando y semiinconsciente. A los pocos minutos llegaron el resto de caballeros y Kevin.

“¿Quién le ha atrapado?” preguntó Kevin.

“Nosotros hemos llegado los primeros y ya nos lo hemos encontrado así – respondió Jonyo – creíamos que lo habíais atrapado alguno de vosotros”.

“Entonces, ¿quién ha sido?” preguntó Fidel.

“Quizás él pueda decírnoslo – sugirió Gabriel – aún está consciente”.

Arturo se acercó a Suso y descubrió la punta de la navaja sobresaliendo entre sus costillas.

“Está muy grave, ¿quién habrá podido hacer algo así?”.

“No le queda mucho tiempo – dijo Reik – así que pregúntale rápido”.

“No temáis por su vida – dijo Peter – le llevaremos al hospital de Petoria, es de los mejores que hay sobre el planeta, allí será bien atendido y sobrevivirá”.

“Está bien – dijo Arturo – entonces dinos, ¿quién te ha hecho esto?”.

“Un... un hombre alto... con traje... y gafas” balbuceó Suso escupiendo sangre.

“¿Un hombre alto, con traje y gafas? – repitió Arturo mirando a los demás - ¿Quieres decir que él está aquí, en la ciudad?”.



Tajuu Bushin no Jutsu = Técnica de las replicaciones masiva

9 comentarios:

Raiden9339 dijo...

no pienso dejar q me lo cuenten ni de coña,los mato a tos,jejejejejeje,enga tu q toy aki esperando impaciente,a q publikes la gran edicion,pero sobretodo al especial,woooooooooooooooooooooo va tar mu guay

L!Nk N!FlHeIm dijo...

jajajja puto mesa, tendrias q dar a los 100 primeros ejemplares camisetas de el o cosplay del personaje del mesa xD
mu wapo si señor, a esperar mas
salu2!!

Raiden9339 dijo...

e tio brutal como se sele el mesa,toy intrigado de ver kien so lo cargara,espero q sea algo muy sangriento y q se cargue x lo menos a dos caballeros,jejejeje es me encanta a sido brutal lo de suso.

joder lo de a que te parto la cara ahora mismo esq me lo imagino ay q cabron esq las clavas joder esq si el mesa leyese la historia se enorgulleceria,bua tio como mola,q emocionante,y a sido mazo de gore to powa,un poco de accion jejejeje te lo as currao mazo,enga tu q nos vemos mañana en clase.

Mucha suerte con el examen de mañana.

_Dani_Rhoads_ dijo...

Muy buen capítulo, me ha gustado bastante. Mesa sigue siendo mi Dios xD (a ver que me pone mañana en el examen ¬¬)

Ektor Kovoski dijo...

woooo x fin sangre y violencia, ya lo exaba de menos aghagh, me ha gustado muxo, espero q el proximo sea asi ^^
PD: cosplay del mesa jejeje

Dani_______MiG dijo...

Por fin SANGRE!!! q ganas sta mu wen, a ver como es la pelea con el mesa. Cuando me has puesto con Peter de compañero creia q me iba a explicar hasta las baldosas del suelo :P, jejeje es broma, spero q saks pronto el siguiente!!! un saludo

R®Ss dijo...

Jajajajajaja que paliza!!! xDD

Iván dijo...

To guapo la otra vez a la chica esa se la cargo de un escupitajo y ahora esto van a tener q entrenar mucho lo caballeros pa derrotarle. En fin q me ha gustado bye

Anónimo dijo...

*Agitó salvajemente la navaja y Suso se desprendió deL ella saliendo elevado hacia el cielo

*en el rostro de Suso se reflejaba una agonía de iba agrandándose

*quien se había comenzado siendo su agresor

*El derrumbe de la pared creó un pequeño hilo de polvo QUE se veía en el cielo desde toda la ciudad.

~Tenias razón, estos capítulos me están gustando más ^_^